Documentación y Trabajo de Campo

En México la diversidad cultural refleja la multiplicidad de interacciones de diferentes culturas coexistiendo, de manera que preservar un registro del patrimonio cultural implica no sólo la preservación, sino la promoción de las lenguas originarias. Para ello, la documentación e investigación juegan un papel primordial al incorporar “un registro duradero y multifuncional de la lengua” (Himmelman, 2007:16).

El rescate de las lenguas representa un enorme reto que se debe atender de manera inmediata, ya que atiende un problema subyacente dentro de nuestra sociedad, como la falta de transmisión generacional, la exclusión, la discriminación, la marginación, las políticas de homogeneización lingüística y cultural, y el desplazamiento de las lenguas minoritarias, entre muchos otros factores. De manera que la recolección de datos dentro de esta disciplina necesita una visión multidisciplinaria para poder involucrar la descripción lingüística con la etnografía, empleando nuevas tecnologías de la información para tener un registro duradero y de fácil acceso, que permita el estudio holístico de diversos aspectos de una lengua.